22 febrero 2013

La fortaleza de ser un inmigrante

No todos, pero algunos deben poseer una fortaleza infinita.
No dejarse derrotar por los malos momentos, quizas no resulto lo que era, ni lo que pensabamos, pero somos luchadores de la felicidad. 

1 comentario:

  1. Uno no sabe lo fuerte que es sino hasta que tiene este tipo de desafíos. 1° es sobreponerse al desarraigo y después sigue la adaptación a un nuevo lugar. Cuando uno viaja al exterior se enfrenta con una cantidad de diferencias culturales y es un reto adaptarse, pero de cierto modo, es natural pues se sabe que uno está en otra parte. No siempre resulta lo que esperábamos pero sabemos que tenemos un largo camino que transitar. Ser fuerte es lo que nos hace libres.

    ResponderEliminar